404 OST Videojuegos – OSTCast

OST Videojuegos

La música de videojuegos es un género musical que se presenta mediante entregas de bandas sonoras originales u OST (Original SoundTracks)  que corresponden a cada título. Estas suelen contener músicas que en el caso de las franquicias contienen melodías características o “LeitMotivs” para identificar a la obra en su totalidad o bien en un título particular en el que se quiera caracterizar un personaje o situación.

La música de videojuegos además de ambientar una historia, debe cumplir con generar un feedback o interacción con el jugador que toma control de los diversos acontecimientos y giros dentro de esta, por lo que deben componerse con dinamismo caracterizando posibles situaciones en la linea argumental o mecanica de la obra, como lo son una variable que altere el orden de una etapa o de la historia, o la muerte del protagonista. Además generalmente parte de las bandas sonoras musicalizan una serie de elementos externos al desarrollo en si del juego, como lo son menus de tittle, opciones de juego, pausa, etc.

En el aspecto técnico y musical la esencial del genero rádica en los llamados “chiptunes”.

El Chiptune es un subgenero de la música de videojuegos nacida durante los años 80 ante la incapacidad tecnica de los chip de sonido de las consolas para reproducir sonidos grabados por un microfono. Esta dificultad llevo a los compositores a desarrollar labores de programación en la que los sonidos pudiesen ser secuenciados en limitadas pistas monofónicas en lugar de grabados directamente, lo que significaba que tanto la música como los efectos de sonido quedaban limitados por las ondas que cada chip de sonido produciese, variando desde la sintesis FM, Midi, sintesis WaveTable o Muestreo (O sampleo) de instrumentos reales (una simulación de instrumento secuenciado mediante un convertidor digital analógico).

No sólo a nivel de ingenieria de sonido el chiptune se independizo como género músical sino que en el aspecto compositivo, la secuenciación de ondas permitió a los compositores generar melodías, armonías y patrones ritmicos por sobre las tesituras y capacidades de la ejecución humana hasta la fecha generando piezas altamente complejas, experimentales y ricas en elementos nuevos que dotaron a diversos títulos de imagineria y fantasía acorde a los aspectos visuales presentados.

A partir de las consolas de quinta generación, en particular de la aparición de Sega CD y PlayStation, la secuenciación daría paso al sonido Streaming (Instrumentos grabados directamente en un CD sin proceso intermedio) lo que permite hasta el día de hoy, grabar desde voces humanas, bandas, hasta orquestas sinfónicas en la producción de bandas sonoras de videojuegos.

Sin embargo el Chiptune sigue siendo producido en bandas sonoras actuales y constituye un patrimonio en la historia de la música contemporánea.